jueves, 3 de diciembre de 2009

Un sueño solidario

Por Claudio Pronesti


En 1996, Margarita Barrientos creyó posible su sueño solidario. Oriunda de Santiago del Estero, huérfana desde los nueve años y con un espíritu de lucha inquebrantable, esta mujer que vivía del cirujeo junto a su marido y diez hijos, decidió que aún bajo dichas condiciones podía ayudar a sus pares de la Villa Los Piletones, ubicada en el Sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Su obra comenzó de la mano del comedor Los Piletones, que alimentaba en un principio a 15 niños y un anciano vecino, en tiempos en los que no recibió ningún tipo de donaciones y todo era fruto de su trabajo. En 1999 fue elegida Mujer del Año por su labor solidaria, y desde allí la catarata de premios y reconocimientos fue incesante.

Trece años después, el comedor se transformó en la Fundación Margarita Barrientos: cuenta con una guardería, el Centro de Salud "Ángela Palmisano", un Centro de Día para abuelos y aspira a seguir sumando servicios para su comunidad.

Conocé a Margarita, motor de esta cruzada solidaria.

Vale la pena. Te lo aseguramos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada